Últimas Noticias

28/12/2010 Fin de Año

En las aulas de la memoria

 

Comprometido con su comunidad. Donato en una de las aulas de la escuela que dirige desde que se abrió, en 1996. 

 

por A. L.

 

La Media 9 de Fátima no es una escuela más: es, por lejos, la que le ha dado en el distrito un mayor énfasis al abordaje del revisionismo histórico, la memoria y lo sucedido en el país durante los últimos cuarenta años. Acentuado, quizás, por lo ocurrido el 20 de agosto de 1976, con la aparición de cuerpos dinamitados, hecho que pasó a la historia como “La Masacre de Fátima”. El perfil del establecimiento tiene un responsable directo, Donato Di Santo, quien conduce los destinos de la escuela desde su fundación.

De 55 años, casado, con cuatro hijos, Di Santo es el único director que ha tenido la Media 9, desde que abrió sus puertas en marzo de 1996, con la reforma del Polimodal. Comenzó a apasionarse por la política a principios de los ’70, al ser invitado por Carlos Carey a formar parte de un centro cultural que funcionaba en Lorenzo López y Rivadavia.

Conocedor del lugar en el que está, afirma que “la comunidad que acompaña a la Media 9 tiene características distintas a otras, es más tranquila y rural. Me empieza a llamar la atención que en Pilar u otras localidades hay gente que busca estudiar en la Media 9, a pesar del viaje y teniendo alternativas en sus propios barrios. Buscan quizás seguridad, tranquilidad o la modalidad de Arte”. Por ende, opina: “No creo que sea porque la escuela está comprometida profundamente con los Derechos Humanos o porque tenga algún proyecto de reciclado, no creo que sea eso lo que la gente está buscando”.

Sin embargo, hoy la escuela es vista como un referente en materia de rescate de lo sucedido durante la última dictadura militar. Di Santo indica que la tendencia no tiene que ver directamente con la llegada al poder de Néstor Kirchner, en 2003: “No ocurrió desde un principio, fuimos construyendo el perfil. Cuando llegué a Fátima, a esta historia de la masacre nunca la había profundizado, ni se me dio por investigar demasiado, la conocía. Hasta que un día aparecieron familiares de los desaparecidos para dar una charla, en 2000, y empezamos a preocuparnos más, de a poco fuimos construyendo. Me pareció que estaba bien preocuparse por esto, no soy apolítico, me ha interesado siempre”. Por eso, comenta que “cuando llegó este gobierno, que le dio un impulso al tema, lo puso en la agenda, no nos significó cambiar demasiado. Vimos que lo que estábamos haciendo no era equivocado”.

Casi como un oasis, la escuela está siempre con la puerta abierta, desde las 7.30 de la mañana. “Es extraño verla con llave –dice su director-, y las bicicletas están afuera. Esas cosas permiten trabajar con otra tranquilidad. Además, no es como en Pilar, donde confluyen chicos de muchas escuelas en la plaza céntrica y se generan problemas, eso acá no sucede”.

A su vez, no es raro ingresar a la Media 9 y encontrarse con cartulinas que tengan dibujados al “Che” o a Rodolfo Walsh, por citar dos ejemplos. Di Santo reconoce que “hay muchos detractores de lo que hacemos, pero no lo vienen a decir. Las primeras veces, antes del gobierno de Kirchner, hicimos un tríptico que anunciaba que la escuela iba a conmemorar la masacre de Fátima: muchos me decían que me cuidara, porque seguramente desde la supervisión me iban a pedir explicaciones, pero cuando sucedió eso la gente de SUTEBA me apoyó”.

Y agrega: “Sé que hay gente a la que no le gusta, que si pudiera borrarían algunas cosas que tenemos en las paredes. El otro día conseguí afiches de Cristina y Kirchner, cuando Néstor falleció, y me decían que me estaba pasando de la raya.

Pero en muchas cosas uno no puede ser neutral, me parece que ir de neutral en la educación es engañar al alumno, uno debe ir con su postura, posicionarse y decir ‘yo estoy de este lado’, pero si el otro no lo está no importa, no nos vamos a pelear ni enojar”.

En cuanto a visitas y eventos, por la escuela suelen pasar héroes de Malvinas, familiares de desaparecidos, artistas como Víctor Heredia y profesores de diversas escuelas y universidades, para colaborar y charlar con los alumnos. Además, semanas atrás los escolares participaron del encuentro “Jóvenes y Memoria”, viajando a Mar del Plata.

Pero, ¿cómo hacer para lo estrictamente educativo no sea confundido con propaganda? Di Santo responde: “Creo que lo que uno nunca tiene que hacer con los alumnos es engañarlos, es decir, pararse como docente frente una clase y jugarla de neutral o apolítico. Hay que ir y mostrar diferentes matices. A lo mejor a veces uno carga demasiado las tintas, habría que pararse más lejos y mirar en perspectiva, pero es difícil”.

 

Con objetivos claros

por Manuel Vázquez*

Cuando Donato se presentó, en 1995, a concursar para obtener el cargo de director de la Escuela de Educación Media que acababa de abrirse en Fátima, ya tenía en mente un “proyecto de escuela” en el que las palabras inclusión, permanencia, terminalidad y egreso eran claros objetivos, mucho antes de que las autoridades educativas las adoptasen.

El tema de los derechos humanos en su más amplia acepción vertebró también este proyecto, al que el cuerpo docente se fue sumando, siguiendo la impronta que él traza con su trabajo cotidiano, desestructurando la relación docente-alumno, flexibilizando el andamiaje burocrático para que este constituya un apoyo y no una traba para la labor educativa y, fundamentalmente, creando un ambiente de participación en el que todos se sienten parte del desafío que significa construir día a día una escuela.

Pero es importante recalcar que nada de lo que planifica y propone es producto de la improvisación. Tras cada accionar hay un minucioso análisis apoyado en constante preparación bibliográfica. Donato es un fanático de la Educación con mayúsculas y en virtud de ello estudia constantemente, estando al tanto de cuanto se publica sobre el tema.

Por último, su entrega sin retaceos a la función educadora le ganó un lugar de preponderancia en la comunidad de Fátima, y él responde a ello comprometiéndose con cada una de sus aspiraciones, necesidades y reclamos; sin el menor cálculo de conveniencia personal.

A veces se critica la personalización de los establecimientos educativos en la figura del director; pero en este caso, creo que es toda un definición llamar, como todo lo hacen, “la escuela de Donato” a la Secundaria N°9.

 

* Docente de la Escuela Media 9, director y actor de teatro.

 

 


Comentarios

1 Comentario Dejá tu comentario

yamila

mmm donato stuvo weno lo que komento sobre el dia de la memoria.. Los keremos mucho 2°D <3

2011-10-05
Ver Ediciones Anteriores

MERCADO

Moneda Compra Venta
Dólar 7.960 8.030
Euro 9.999 9.999
Real 2.580 2.750
Ultima Actualización: 04/04 - 11:40

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cobrar un bono en los hospitales a pacientes de otros distritos?



TAPA DEL DIARIO