Últimas Noticias

02/05/2012 Salud

El centro de asistencia a diabéticos consiguió un lugar para seguir funcionando

El CEPA recibe 1800 consultas por mes de pacientes diabéticos
El CEPA recibe 1800 consultas por mes de pacientes diabéticos


Tras varios días de incertidumbre, el Centro de Educación, Prevención y Asistencia a la Diabetes (CEPA) consiguió un nuevo espacio para seguir funcionando. Se trata de una propiedad ubicada sobre la calle Belgrano al 900, que actualmente se encuentra en proceso de refacción.

La mudanza tuvo en vilo a los más de 2000 pacientes diabéticos que mensualmente concurren al centro donde reciben atención y contención gratuita, el mismo que hasta entonces funcionaba en un espacio de la calle Martignone y que es solventado con fondos municipales.

La decisión de no renovar el alquiler en dicho local y la posibilidad de trasladarse a los consultorios externos del hospital municipal Sanguinetti ubicados en un primer piso puso en alerta tanto a los profesionales como a los pacientes, teniendo en cuenta las serias dificultades de movilidad de varios de ellos, en muchos casos consecuencia propia de la enfermedad.

Sin embargo, en diálogo con El Diario, María Bordelois, responsable de los talleres educativos que se brindan en el lugar reconoció que “en el momento se generó una confusión porque no había lugar” aunque aclaró que finalmente la propiedad rentada “se adapta a las necesidades de los pacientes”. El costo del alquiler seguirá siendo afrontado por el municipio.

En números
Mensualmente CEPA recibe unas 1800 consultas y son alrededor de 2000 los pacientes que concurren al lugar. La atención se apoya en dos pilares, por una parte la asistencia médica por profesionales especializados y por otra parte la educación, a través de talleres donde los pacientes aprenden a controlarse al tiempo que intercambian experiencias con otros pares.

“Por ser crónica, es una enfermedad difícil de aceptar, el paciente se rebela, se enoja, por eso es tan importante trabajar la parte emocional”, explicó la profesional, al tiempo que aseguró que se trata de una enfermedad “absolutamente tratable, la persona puede hacer una vida normal siempre y cuando haga un tratamiento adecuado”.

Según las estadísticas, una de cada diez personas es diabética. De ese universo, un 90% desarrolla el tipo 2 de la enfermedad, que se desencadena a partir de los 40 años.

Detectarla a tiempo es una de los factores fundamentales para evitar consecuencias graves, como amputaciones de los miembros inferiores o incluso la muerte, que puede traer aparejada la enfermedad.

Para esto, es necesario estar atento a determinados síntomas tales como necesidad frecuente de orinar, mucha sed, cansancio en las piernas, bajada abrupta de peso, entre otras.

Detección temprana
El último viernes se realizó en la plaza 12 de octubre de Pilar una jornada para la detección temprana de la diabetes, a cargo de los responsables de CEPA y profesionales del Hospital Austral. Allí se realizaron controles de glucemia, hipertensión y pie diabético a unas 200 personas. En total, se detectaron unos 17 casos sospechosos.

 

 


Comentarios

0 Comentarios Dejá tu comentario

Ver Ediciones Anteriores

MERCADO

Moneda Compra Venta
Dólar 7.960 8.030
Euro 9.999 9.999
Real 2.580 2.750
Ultima Actualización: 04/04 - 11:40

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cobrar un bono en los hospitales a pacientes de otros distritos?



TAPA DEL DIARIO